Ir al contenido principal

¿Tarjeta de crédito o de débito para irse de vacaciones?

Muchos lectores utilizarán estas vacaciones sus tarjetas bancarias fuera de su residencia habitual. ¿Se ha preguntado alguna vez qué tarjeta es mejor para irse de vacaciones? La comodidad de las tarjetas ha jubilado otros instrumentos de pago, populares hace años, como los cheques de viaje o los eurocheques.

Pero no todas las tarjetas son iguales. La principal diferencia radica entre las tarjetas débito o de crédito. Las primeras son las que extraen el importe de la compra de su cuenta de manera inmediata. Las tarjetas de crédito son aquellas en las que uno tiene asignado un límite máximo de la cantidad de dinero del que puede disponer durante un determinado plazo. Los cargos de las compras efectuadas con esa tarjeta le serán cargados a su cuenta en el momento establecido en el contrato, bien en una única vez o financiados en diversos meses.

Hace años la diferencia entre ambos tipos de tarjeta era muy clara. Las tarjetas de débito solo servían para retirar dinero a través de los cajeros automáticos mientras para las compras se utilizaban las tarjetas de crédito. Ahora con la mejora de la tecnología, las tarjetas de débito son aceptadas como medio de pago en la mayoría de establecimientos mientras las tarjetas de crédito también sirven para retirar fondos de los cajeros automáticos.

Pero hay una diferencia que no ha desaparecido y que es muy importante que conozca el turista. La tarjeta de débito necesita que el terminal tenga acceso a la cuenta del titular ya que retirará los fondos de manera inmediata por lo que precisa conocer si existe saldo suficiente. Por el contrario la tarjeta de crédito es ‘tonta’, tiene un límite asignado de compras o reintegros y le es indiferente el saldo de su cuenta en el momento de cada operación.

Esa diferencia hace que los requisitos de cada terminal que se encuentra en el punto de venta también difieran. Por eso existen casos de establecimientos que sí aceptan tarjetas de crédito pero no de débito. Le voy a poner un par de ejemplos. Acudí en cierta ocasión a una casa rural que disponía de una línea telefónica que no permitía la instalación de ADSL ni de terminales que leyeran las tarjetas de débito. Un tipo de comunicación telefónica de similar prestaciones disponía un crucero al que asistí. El barco no aceptaba como medio de pago las tarjetas de débito pero sí las de crédito, para sorpresa de muchos pasajeros que desconocían la diferencia entre ambos tipos.

Esta problemática también puede ocurrir en los viajes al extranjero, especialmente fuera de Europa. Aunque la aceptación de las tarjetas de débito es universal, las características de los terminales pueden hacer que no puedan realizar conexiones con su cuenta bancaria en España. Por el contrario, las tarjetas ‘tontas’ de crédito no precisan de dicha conexión por lo que son aceptadas más fácilmente.

¿Cómo distinguir unas tarjetas de otras? Por ejemplo Visa tiene sus tarjetas de débito con la marca Electron y con números sin relieve mientras que en sus tarjetas de crédito sí tienen relieve y no aparece el logo de Electron.

Un par de consejos más para que no tengan problemas con sus tarjetas. Recuerde que si va de vacaciones a un país con escasos cajeros automáticos o estos no le inspiran confianza, siempre puede acudir a una oficina bancaria y retirar dinero con su tarjeta de crédito. Si pierda su tarjeta recuerde que tendrá que realizar la gestión con su entidad bancaria en España que será la que le tenga que proveer de una nueva. Por el contrario si elige una tarjeta que no sea emitida por una entidad bancaria, como el caso de American Express, podrá realizar las gestiones en las oficinas que dicha empresa tiene en los diferentes países. La tarjeta Visa, en contrapartida, es la más aceptada en todo el mundo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Dice el gobierno que esta muy bien españa, pero no es asi, tenemos que pedir muchos españoles al banco un pequeño credito para poder irnos.
Es injusto lo que tiene que hacer es subir los sueldos y dejarse de tonterias y discusiones entre politicos..

Entradas populares de este blog

Las Tesis más cortas

Cuando veo tesis muy voluminosas siempre me pregunto si alguien las habrá leído. Muchas de ellas acaban convertidas en libros con muchas menos páginas pero mucho más legibles. Incluso hay autores que logran transmitir sus ideas convirtiendo sus tesis en artículos, lo que supone una comprensión mucho mayor.Pero no todas las tesis son kilométricas, Ángel hace un repaso en su blog sobre las tesis más cortas de la historia. El record lo posee Gianluca Tempesti que en 1989 presentó una tesis en la Universidad de Princeton de sólo tres páginas. La longitud de las tesis parece no guardar relación con el éxito de la teoría defendida si atendemos a que la tesis de John Nash, nobel de economía, tenía apenas 27 páginas. ¡Y tiene sólo dos referencias bibliográficas!Pero de la misma manera que la extensión de una tesis no garantiza su bondad tampoco su brevedad lo hace.

Países sin moneda y monedas sin países

Escribía en EBS sobre aquellos países que no tienen moneda propia:El caso más paradigmático es el de Panamá que establece en su constitución: “No podrá haber en la República papel moneda de curso forzoso. En consecuencia, cualquier individuo puede rechazar todo billete u otra cédula que no le inspire confianza, ya sea de origen oficial o particular.” A pesar de ello, el dólar es la moneda utilizada y se utiliza el Balboa para criterios de contabilidad nacional.Otros países han convertido al dólar estadounidense en su moneda oficial como Ecuador (desde el 2000) y El Salvador (también desde el 2000). Montenegro decidió tras su independencia asumir el Euro como moneda oficial. Numerosos pequeños países también han elegido el dólar (Micronesia, Palao, Timor Oriental, Islas Marshall) o al euro (Andorra, Mónaco, San Marino, Vaticano). A pesar de seguir teniendo una moneda nacional, existen casos en los que los países ligan el valor de su moneda al de la moneda de otro país. Es el caso de Ba…

Los Simpson enseñan economía

El éxito de los Simpson explica que lleven veinte años en antena. Su éxito hizo que la revista Nature eligiera los 10 momentos más científicos de la serie. Y la economía no podía faltar. Primero llegaron los estudios sobre la economía de Springfield y ahora desde una universidad norteamericana nos muestran cómo enseñar economía con las aventuras de la familia amarilla donde cita cuatro casos interesantes. Yo añadiría uno más para definir los cinco momentos más económicos de la serie:La formación de preciosUna empresa alemana compra la central nuclear de Springfield por cien millones de dólares en el episodio “Burns vende la central”. Sin ninguna ocupación, el señor Burns se aburre y comprueba como sus antiguos empleados ya no le temen. Por eso trata de recuperar la central. Al comprobar que los alemanes están deseosos de deshacerse de ella al encontrarla ruinosa, rebaja su oferta y logra comprarla por 50 millones, la mitad a la que la vendió.
Un ejemplo de la formación de precios en fu…