Ir al contenido principal

Nos gusta lo caro

Introducir un producto nuevo en el mercado a competir con otros análogos es una tarea ardua. Si se saca al mismo precio o más caro, los clientes preferirán las marcas establecidas al ser ya conocidas. Si se marca un precio más barato, los clientes pueden identificar el producto con una baja calidad.

Esa preferencia por lo caro como sinónimo de lo bueno no es sólo una idea generalizada sino que ha sido objeto de un experimento científico. En la Universidad de Standord descubrieron que al hacer una compra cara obtienes genuino placer, incluso aunque lo comprado no valga su precio.

El diseño del experimento consistió en someter a los sujetos, a scaners cerebrales mientras se les daban diversos vasos de vino, con precios asignados al azar. El hecho es que todos los vinos eran el mismo, pero los resultados indican que los sujetos activaban más los centros de placer al beber el vino que se les indicaba que era más caro.

En el blog Entre cafés encontramos las conclusiones del estudio:

Nuestros resultados muestran que incrementar el precio del vino, incrementa los informes subjetivos del placer ante el sabor, así como la actividad mental dependiente de oxigeno en el cortex frontal, una zona que se piensa que por lo general está relacionada con el placer durante las experiencias. Esto provee de evidencias acerca de la capacidad del marketing para crear correlaciones neuronales entre experiencias de placer y mecanismos que los provocan.


Más en Stumbling and Mumbling

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¡Hola Luis Carlos! Mi nombre es Tomás, soy de Colombia. He leído algunas de tus notas y me han gustado mucho. Me preguntaba si había alguna forma de contactarnos. Soy editor de una revista virtual y me gustaría hablarte sobre nuestra sección económica. ¿Hay algún medio por el que pueda contactarte? Mi correo es frid2@hotmail.com

Entradas populares de este blog

Las Tesis más cortas

Cuando veo tesis muy voluminosas siempre me pregunto si alguien las habrá leído. Muchas de ellas acaban convertidas en libros con muchas menos páginas pero mucho más legibles. Incluso hay autores que logran transmitir sus ideas convirtiendo sus tesis en artículos, lo que supone una comprensión mucho mayor.Pero no todas las tesis son kilométricas, Ángel hace un repaso en su blog sobre las tesis más cortas de la historia. El record lo posee Gianluca Tempesti que en 1989 presentó una tesis en la Universidad de Princeton de sólo tres páginas. La longitud de las tesis parece no guardar relación con el éxito de la teoría defendida si atendemos a que la tesis de John Nash, nobel de economía, tenía apenas 27 páginas. ¡Y tiene sólo dos referencias bibliográficas!Pero de la misma manera que la extensión de una tesis no garantiza su bondad tampoco su brevedad lo hace.

Los Simpson enseñan economía

El éxito de los Simpson explica que lleven veinte años en antena. Su éxito hizo que la revista Nature eligiera los 10 momentos más científicos de la serie. Y la economía no podía faltar. Primero llegaron los estudios sobre la economía de Springfield y ahora desde una universidad norteamericana nos muestran cómo enseñar economía con las aventuras de la familia amarilla donde cita cuatro casos interesantes. Yo añadiría uno más para definir los cinco momentos más económicos de la serie:La formación de preciosUna empresa alemana compra la central nuclear de Springfield por cien millones de dólares en el episodio “Burns vende la central”. Sin ninguna ocupación, el señor Burns se aburre y comprueba como sus antiguos empleados ya no le temen. Por eso trata de recuperar la central. Al comprobar que los alemanes están deseosos de deshacerse de ella al encontrarla ruinosa, rebaja su oferta y logra comprarla por 50 millones, la mitad a la que la vendió.
Un ejemplo de la formación de precios en fu…

Países sin moneda y monedas sin países

Escribía en EBS sobre aquellos países que no tienen moneda propia:El caso más paradigmático es el de Panamá que establece en su constitución: “No podrá haber en la República papel moneda de curso forzoso. En consecuencia, cualquier individuo puede rechazar todo billete u otra cédula que no le inspire confianza, ya sea de origen oficial o particular.” A pesar de ello, el dólar es la moneda utilizada y se utiliza el Balboa para criterios de contabilidad nacional.Otros países han convertido al dólar estadounidense en su moneda oficial como Ecuador (desde el 2000) y El Salvador (también desde el 2000). Montenegro decidió tras su independencia asumir el Euro como moneda oficial. Numerosos pequeños países también han elegido el dólar (Micronesia, Palao, Timor Oriental, Islas Marshall) o al euro (Andorra, Mónaco, San Marino, Vaticano). A pesar de seguir teniendo una moneda nacional, existen casos en los que los países ligan el valor de su moneda al de la moneda de otro país. Es el caso de Ba…